jueves, 10 de marzo de 2016

Entre Líneas/Hay vacío de poder



I. Tumeremo. Desde hace años bandas criminales tienen tomada la zona minera de Guayana. Esto ocurre con la complacencia del gobierno. Pueblos como Tumeremo y El Callao tienen que rendirse ante el poder de las mafias del oro. Sus habitantes están a merced del crimen ante la ausencia de gobierno. A esto se suma la muy frágil calidad ética de funcionarios civiles y militares que llegan a la zona para procurarse negocios amparados en su autoridad. Lo de Tumeremo no es la primera vez que pasa. Ya desde el 2006 vienen ocurriendo situaciones similares, pero siempre el silencio oficial se imponía. Solo que esta vez los medios independientes y las redes sociales difundieron a tiempo la noticia e impidieron tal como intentó el gobernador de Bolívar que nuevamente el hecho pasara por debajo de la mesa.  
II. Vacío. Más que la sensación de vacío en Venezuela se percibe ausencia de autoridad. La represión y la coacción que aplica el régimen con propósitos políticos son una cosa. La autoridad es otra. Abundan las persecuciones políticas y las torturas. Aumentan las agresiones de los  militares a las personas en las colas. Pero no hay una autoridad que establezca el orden para que el país funcione. Este vacío se multiplica cada vez que el Presidente Maduro le pone la cara a los venezolanos para anunciar que va a anunciar un anuncio oficial. Y en esa pesada melcocha de retorica se pierde la acción del gobierno y de sus ministros. Quienes por cierto no hacen nada más que justificar el cargo porque nadie quiere decidir. Vacío total.
III. Mazo. Diosdado Cabello tiene su proyecto dentro del gobierno y el chavismo. A la muerte de Chávez trató de emular al Comandante con un programa de televisión para promover su imagen. “Con El Mazo Dando” fue concebido como un programa para construir la imagen de Cabello como sucesor de Chávez. Desde allí se han lanzado las campañas mas infames de linchamiento político que se hayan conocido en Venezuela. Pero en los últimos meses el programa se ha vuelto tan repetitivo y aburrido que muchos chavistas abiertamente lo critican en las redes sociales. A Cabello no solo le critican la chabacanería y la mediocridad sino el flaco servicio que le hace a la revolución difundiendo rumores para intrigar en el gobierno y en el mundo militar. El Mazo blando de Cabello tiene la peor audiencia de VTV. Alguien tiene que decírselo.
IV. Dispersión. La hoja de ruta anunciada por la MUD para sacar a Maduro confirma la dispersión. Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo entre los factores de la MUD decidieron jugar a todas las posibilidades: Renuncia, enmienda y revocatorio. Incluso se habla de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente si todo lo demás falla. Mientras tanto el tiempo pasa y el gobierno juega -¿pacientemente?- al desgaste de la MUD. La oposición no necesita de una hoja de ruta. Necesita de una estrategia de poder.
V. Pronostico. Una vez conocidas las acciones políticas que emprenderá la oposición podemos anticipar que el régimen activará los resortes para abortar TODAS las opciones planteadas. Ninguna de las opciones pasará por los filtros del TSJ o el CNE y posiblemente para Enero de 2017 estemos conversando de lo mismo. Contrario a lo que se pensaba el gobierno no suspenderá las elecciones de gobernadores. Estas servirán  para aturdir al país en una cámara de ruidos generados por mensajes disimiles. Sin embargo, una vez cumplidos los lapsos legales para que una renuncia o sustitución del Presidente no lleven a una elección es posible que el mismo PSUV promueva la salida de Maduro. Quien lo sustituya por esa vía (sea Aristóbulo o Padrino López) tendría dos años para tratar de posicionarse como el candidato de la revolución bolivariana en las elecciones de 2018.