jueves, 3 de marzo de 2016

Entre Líneas /¿Quién se queda con el chavismo?



I. Improvisación. El fracaso del régimen con su política agrícola es tal que ya a estas alturas nadie en el gobierno habla de recuperar el campo. La agricultura ha sido completamente abandonada. En lugar de asumir su responsabilidad el gobierno sigue improvisando. El globo de ensayo ahora es la llamada agricultura urbana. O sea lo que no lograron hacer en el campo trataran de hacerlo en la ciudad. Con gallineros verticales y conucos hidropónicos el gobierno intenta alimentar a los venezolanos. Esta semana la ministra Lorena Freitez prometió que en 100 días 3. 411 unidades agrourbanas estarían produciendo para alimentar a 5 millones de personas. Esto quiere decir que exactamente para el 8 de junio de 2016 el problema de los alimentos en Venezuela debería estar resuelto. Anoten la fecha. Volveremos sobre este tema
II. Rodríguez Torres. El ex ministro de relaciones interiores Miguel Rodríguez Torres sigue marcando distancia con el oficialismo. En los últimos meses ha difundido varios mensajes en su cuenta de twitter desmarcándose del oficialismo. Rodríguez Torres al igual que otros miembros del chavismo están evaluando el colapso del gobierno y el PSUV. A diferencia de otros Rodríguez Torres sigue orbitando en la periferia del régimen sin ser parte de el pero mostrándose como un chavista serio y con sentido común. Su estilo no es altisonante ni vulgar. Llegado el momento su nombre estará en la lista de los candidatos para sustituir a Nicolás Maduro por la vía electoral.  
III. ¿Apadrinado? La descomposición moral del régimen llega a todos los niveles. Ya nada sorprende. La semana pasada se supo de la detención de un oficial en la sede del Ministerio de la Defensa con un alijo de cocaína. Lo supimos porque otros oficiales confirmaron la información a varios periodistas serios quienes con responsabilidad difundieron la primicia. Este incidente hay que ponerlo en el contexto de la confrontación de facciones en el seno de las FANB. Aunque la versión oficial lo quiera presentar como un hecho aislado la lógica dicta que el oficial detenido no estaba actuando sólo y alguien lo protegía. ¿Quien? ¿Quienes?
IV. ¿Derrota? Desde su instalación en la nueva Asamblea Nacional la oposición aseguró que en 6 meses estaría definido el camino Constitucional para sacar a Nicolás Maduro. Esto planteaba una fecha tope al rededor de junio de 2016. Ya en diciembre se sabía que el gobierno tomaría por asalto el TSJ desde donde trataría de bloquear cualquier iniciativa que trate de sacar a Presidente de la República. Ya estamos en Marzo y la oposición aun no define una formula entre Revocatorio y enmienda o una combinación de ambas para impulsar el cambio democrático. Tomando en cuenta el saboteo desde el TSJ al cual se sumaria el CNE e incluso tomando en cuenta los lapsos para que se active una u otra iniciativa es muy poco probable que haya consulta popular en el 2016. Ya Diosdado Cabello contraatacó asegurado que si Nicolás Maduro presenta su memoria y cuenta ante la AN en enero de 2017 eso es victoria.
V. Legado político. El daño que el gobierno le ha hecho al chavismo como movimiento es de proporciones monumentales. Los chavistas no son marcianos Al igual que el resto de los venezolanos sufren las privaciones y la tragedia diaria de la falta de comida y medicinas. Pero al sufrimiento físico de los chavistas se agrega la vergüenza de ser asociados con el fracaso del régimen y su corrupción. El PSUV y el régimen están penetrados por mafias que hacen de la crisis un negocio para beneficiarse en nombre de la revolución. Millones de chavistas mantienen intacta su lealtad a Chávez y andan buscando un espacio o un liderazgo que les permita realizar su visión. Ese espacio no es el PSUV. ¿Quien se quedara con el caudal político del chavismo?