domingo, 6 de marzo de 2016

Chavismo no come Chávez



Los días pasan y la crisis se agudiza.
Lo único que el gobierno hace es crear consignas para tratar de animar a sus bases ya desencantadas.
El último recurso del régimen es apelar a lo que pueda quedar de afecto en las bases chavistas por la imagen siempre recordada del Comandante.
A propósito de la celebración del tercer aniversario de su muerte el gobierno ha desplegado una campaña para tratar de reanimar al muerto.
No. No al Chávez muerto
Al chavismo que tal como se le conocía esta desapareciendo.
Quizás desaparición no es un término exacto.
En realidad el chavismo no esta propiamente despareciendo, mas bien esta mutando hacia otras formas de organización política hoy desconocidas para sus dirigentes.
Es impresionante que a pesar del despliegue de propaganda y dinero el chavismo aun se mantenga renuente a seguir a sus líderes.
Por eso el gobierno esta tratando en forma desesperada de darle a los chavistas una buena dosis de “Chávez.”
Alimentar el mito mesiánico de Chávez no será suficiente para tratar de calmar las masas sedientas y hambrientas.
Los problemas y las necesidades son muy puntuales y no se satisfacen con retorica.
Aunque al gobierno le cueste creerlo: A estas alturas el chavismo no come “Chávez”
Curioso, ¿no?