jueves, 4 de febrero de 2016

Los militares quieren sacudirse a Maduro


Mucho se ha dicho sobre el control del régimen chavista sobre las fuerzas Armadas.
Es cierto.
Durante más de 16 años los militares han tenido tiempo para mimetizarse y confundirse como un solo cuerpo con el gobierno.
Pero su lealtad al régimen ha estado determinada por la única ideología que parece darle cohesión a la institución armada hoy: El pragmatismo
Nunca antes como ahora hubo tantos militares manejando dinero sin tener que rendir cuentas a nadie.
Esa fue una concesión que les dió Chávez y se hizo una práctica que permitió toda clase de corrupción sin ningún tipo de consecuencias.
Esta práctica perversa de corromper a los militares comenzó con el Plan Bolívar 2000 en 1999 y ha continuado sin cambios hasta el día de hoy.
Esto consistía en asignarles recursos a militares en la administración pública para que fuesen gastados a discreción y sin rendición de cuentas.
Lo que si cambio fue el momento político.
El  régimen que se pensaba iba a durar una eternidad esta técnicamente caído.
Desde la derrota del 6D el régimen sigue perdiendo seguidores y aliados.
No es un secreto.
De eso se habla en todos lados. En Miraflores. En el TSJ. En la AN. Y hasta en los cuarteles.
¿Y ahora que?
Es el momento de los cazadores y del camuflaje.
Pero no en sentido militar.
Para los militares pragmáticos más bien se trata de cazar la oportunidad para montarse en la nueva ola de poder, camuflar la jugada y tratar de seguir en lo mismo.
Hasta este punto todo seria mensaje encriptado o metáfora. O un rumor más como miles que todos los días circulan por las redes sociales.
Pero gracias a los tuits del periodista Miguel Salazar y el Presidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup podemos reconstruir parte de la verdad.
Para una comprensión más exacta del estado de las cosas recomiendo ver este tuit, este otro, este, y este.
De esos mensajes que son del dominio público se puede inferir lo siguiente:

  1. Hay contactos entre generales y la oposición;
  2. Generales de las FANB estarían tratando de negociar con la oposición la salida de Nicolás Maduro
  3. Los militares proponen forzar la renuncia de Maduro para que asuma Aristóbulo y se convoquen elecciones;
  4. Papel de los militares en esta jugada estaría condicionado a que la oposición apoye al gobernador Henri Falcón;   
  5.  La propuesta de los militares fue rechazada por el Presidente de la Asamblea Nacional;
  6. El soporte militar al régimen esta fracturado.

No sabemos si ya hay presiones de los militares sobre el gobierno  de Nicolás Maduro para forzar su salida.
Pero el sólo constar que ya hubo contactos de altos militares con la oposición podría provocar uno de los desenlaces previstos: Su renuncia.