jueves, 24 de noviembre de 2016

¿Quien capitaliza el descontento en la calle?

La situación de caos e inestabilidad no beneficia a nadie.

Pero esa es la realidad.

No hay comida, ni medicinas suficientes para atender la demanda.

Las colas en las tiendas se quintuplican.

Enfermedades y muertes aumentan en los hospitales.

Desesperanza e impotencia con bastante rabia es lo que se respira en la calle.

Todo menos resignación.

Por su parte gobierno y MUD parecen profundamente divididos en facciones irreconciliables.

Unos porque se niegan a entregar el poder.

Otros porque antes de llegar al poder ya se lo están repartiendo.

Crisis social y económica combinada con un dramático vacío político y ausencia de gobernabilidad es una peligrosa situación que puede arrollar sin distingos a gobierno y oposición.

Alguien está capitalizando la ira que reina en la calle.

No es el gobierno, tampoco la MUD.