martes, 8 de noviembre de 2016

Agoniza el diálogo

El diálogo gobierno-oposición tiene sus horas contadas.

Es imposible avanzar sin la voluntad del régimen de aceptar cambios.

Mientras el gobierno insista en usar el diálogo como estrategia política para evadir sus realidades no habrá posibilidad alguna de avanzar.

La MUD lo arriesgó todo.

Se les puede criticar por una jugada que sin duda ha enfriado un poco la calle.

Pero quizás esta tregua y su costo político eran necesarios para entender de una vez y por todas que sin presión popular no habrá cambio.

La agonía y casi muerte segura del diálogo abrirá otros espacios de lucha.

Serán tiempos difíciles.

Salir del chavismo no sera cosa facil.

El fracaso del diálogo así lo ha demostrado.