sábado, 19 de noviembre de 2016

El caso de de los #narcosobrinos apenas comienza...

Ayer el jurado de una Corte de Nueva York declaró por unanimidad la culpabilidad de los sobrinos de Cilia Flores en la conspiración para fabricar e introducir cocaína en los Estado Unidos.

Desde el principio estos muchachos fueron mal aconsejados.

Les recomendaron que rechazaran la oferta de negociar con la fiscalía, ofrecer información y declararse culpables.

Se les hizo ver que tenían posibilidades de ganar el juicio por los supuestos vicios técnicos que habría cometido la DEA en su arresto.

En realidad quienes le aconsejaron esto a los muchachos estaban angustiados ante la posibilidad de que los sobrinos de Cilia siguieran hablando e incriminando a altos funcionarios del régimen en Venezuela.

Por eso en forma inusual Wilmer Ruperti pago por la defensa de ambos acusados, como una forma de poder controlar la conducta de estos en el juicio.

Al rechazar un acuerdo con la Fiscalía y ser encontrados culpables por el jurado los sobrinos de Cilia Flores enfrentan una condena que podría ir entre 10 años y cadena perpetua.

No es poca cosa.

Pero el caso no muere allí con la condena de los #narcosobrinos.

En el desarrollo del juicio se hicieron alusiones directas a Cilia Flores y Diosdado Cabello como presuntos beneficiarios de las operaciones de tráfico de droga.

El uso de pasaportes diplomáticos y de la rampa presidencial en el aeropuerto de Maiquetía demostró en el juicio que los sobrinos Flores podría ser el eslabón débil de una red de tráfico de droga y lavado de dólares que opera al amparo de altos funcionarios del régimen bolivariano.

Esto ha hecho pensar a la Fiscalía que podrían estar en presencia de un esquema más elaborado para el lavado de dólares usando instituciones del gobierno venezolano.

Las investigaciones van a continuar.

Los desvelos en Miraflores también.