jueves, 21 de enero de 2016

Sentencia de la Sala Constitucional es una falacia jurídica y un panfleto político de bajo calibre




La Sala Constitucional del TSJ no solo declaró la Constitucionalidad del decreto de emergencia económica.
Fue más allá.
Mostró su grado de entrega y sumisión al poder ejecutivo agregando de su propia cosecha algunas declaraciones políticas a la sentencia.
Los magistrados del TSJ, al igual que los miembros del alto mando militar, aprovechan cada oportunidad para dar ofrendas públicas de lealtad al régimen que fenece.
Esta vez la Sala Constitucional del TSJ sucribió como propios los argumentos políticos del régimen para justificar el decreto de emergencia económica y por su propia cuenta los desarrolló.
Para esto la Sala asume las tesis del régimen de: Guerra económica, inflación inducida, valor ficticio de la divisa, sabotaje a los sistemas de distribución de bienes y servicios, y guerra de los precios petroleros.
La sentencia agrega 6 documentos que apoyan las tesis del gobierno:
LA TORMENTA PERFECTA ECONÓMICA EN VENEZUELA COBRA ÍMPETU PARA 2015
“LA GUERRA ECONÓMICA
CEPAL: LA SITUACIÓN ECONÓMICA EN VENEZUELA EMPEORARÁ EN 2016
6 RIESGOS PARA LA ECONOMÍA MUNDIAL EN 2016
CAÍDA IMPLACABLE DEL PETRÓLEO: UNO DE LOS 8 COLAPSOS EN LA ECONOMÍA MUNDIAL EN 2016 SEGÚN EXPERTOS
GOBIERNO FRANCÉS DECLARA ESTADO DE EMERGENCIA ECONÓMICA
No. Esos documentos no fueron ni mencionados, ni agregados por el gobierno al texto del decreto.
Esos 6 documentos los mando a buscar la Sala Constitucional y por su propia cuenta los agregó a la sentencia para, quizás, así darle mas fuerza a los argumentos del gobierno.
Esto demuestra no solo el degradante servilismo que hoy impera en el TSJ sino hasta donde están dispuestos a llegar para complacer a su amo.
No sorprende que el TSJ haya declarado la Constitucionalidad del decreto de emergencia económica.
Llama la atención hasta donde están dispuestos a ir para probar su fidelidad al régimen.
El TSJ sigue enviando claras señales de lo que va a hacer en el futuro inmediato.
Esta preparando el terreno.
Si no lo entienden es porque no leen.
Mas temprano que tarde el TSJ comenzara a dictar una serie de medidas inconstitucionales para anular por la vía de los hechos a la Asamblea Nacional.
La sentencia política que acaba de emitir es una prueba.
Más que una sentencia es una pieza obscura que trata de enmascarar con falacias jurídicas poderes ilimitados al Presidente de la República fuera del control Constitucional  y un panfleto político de muy baja calidad.
Es importante leerla para entender la lógica de futuras decisiones.