viernes, 28 de octubre de 2016

¿Por qué nos paramos hoy?

Hoy es el paro cívico nacional, concebido como una acción ciudadana de protesta en contra de la dictadura bolivariana.

Es la cesación de actividades por 12 horas para decirle al régimen y sus esquiroles militares que deben abandonar el poder para que Venezuela retorne a la libertad y la democracia.

Pero esta cesación de actividades es en realidad simbólica, porque el país está técnicamente parado desde hace tiempo.

Con instituciones degradadas y que no funcionan.

Con una economía colapsada.

Con mercados vacíos donde no se consigue comida.

Con unas fuerzas militares y policiales que no son capaces siquiera de defender a sus efectivos, menos al resto de los ciudadanos.

Con un régimen sin planes ni políticas y que improvisa a cada momento.

Con un país donde no hay suficientes unidades de transporte por falta de renovación y mantenimiento.

Con un país donde no se produce lo que se come como manda la doctrina socialista.

Con un país que ha entregado su soberanía a Cuba.

Venezuela está de hecho colapsada, paralizada.

La jornada de protesta de hoy es para ponerle un freno a la dictadura.

Pero también para recordarnos a nosotros mismos que este modelo de país destrozado y paralizado durante el régimen bolivariano no es el modelo de lo normal.

Hoy nos paramos para decirle al régimen y decirnos a nosotros mismo que esto tiene que cambiar.

Ahora y para siempre.