lunes, 8 de agosto de 2016

¿Por qué el PSUV le cedió la calle a la MUD?

El PSUV cometió un error. Grave. Imperdonable.

Con la certeza indiscutible de controlar el TSJ y el CNE para frenar el Revocatorio el PSUV se centró en estas instancias y le cedió la calle a la MUD.

Literalmente, el PSUV abandonó la calle.

Mientras el PSUV cuadraba maniobras con Calixto Ortega la MUD seguía movilizando a sus partidarios y avanzando en el proceso Revocatorio hasta llevarlo al punto crucial del 20%.

Con todas las instancias en contra y con reglas de juego acomodadas para proteger al gobierno la oposición se ha ido posicionando y ampliando su influencia.

Durante buena parte de este año el discurso oficialista has sido básicamente “No podemos ir al Revocatorio, porque perdemos.”

La desbandá de las bases chavistas y el descalabro del PSUV no sólo es atribuible al fracaso del gobierno de Maduro.

También se debe a la fallida estrategia política cocinada por Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez de negarse a un conteo para relegitimarse como tantas veces lo hizo su mentor Hugo Chávez.

Difícil explicarle a las bases chavistas como la revolución goza de buena salud si siguen escondidos en las faldas del TSJ o el CNE huyendo de una elección.

Así no se crece políticamente.

Por el contrario así solo se entierra un partido.

Así se les fue la mitad del 2016.

Hasta que alguien se dio cuenta que aunque se cuente con el apoyo del TSJ y el CNE para liquidar el revocatorio nada puede sustituir el poder que emana del soberano, del pueblo, de las bases.

Ahora el PSUV está embarcado en múltiples y ambiciosas movilizaciones para tratar de traer de vuelta a las masas chavistas que lo han abandonado.

Si el PSUV y el gobierno decidieran ir a contarse en el Referéndum Revocatorio esos 6 meses de ventaja en la calle cedidos a la MUD serán mortales.

Pero aunque el PSUV no quiera ir al Referéndum, ¿que sentido tendría militar en un partido que no apela a sus bases o a la calle para energizar su agenda política?

Esa es la grave contradicción que está tratando de resolver el PSUV y el gobierno en este momento.

O el PSUV regresa a sus fuentes originales, chavistas, de la democracia protagónica en manos del pueblo soberano o le deja todo el espacio político a la MUD para quedar reducido a un insignificante cascarón vacío.

Porque finalmente es así y no será de otra manera.

Es posible que el futuro del revocatorio se decida en las mesas del TSJ y del CNE.

Pero el futuro de la revolución bolivariana se decidirá en la calle.

@humbertotweets