domingo, 3 de julio de 2016

Sacar a Maduro para salvar a la Revolución

El PSUV, el chavismo y sus aliados políticos están en guerra sin cuartel contra la realidad.

Les cuesta aceptar que lo que se construyó en 17 años haya sido lanzado por el hueco del sanitario.

De boca para afuera siguen repitiendo que el pueblo aún es chavista y que este solo un pide un cambio de políticas más un un cambio de gobernantes.

Puertas adentro ellos, que son políticos, saben la realidad: El pueblo esta harto de la corrupción bolivariana y no quiere saber nada ni del gobierno ni del chavismo.

Las encuestas confirman una tendencia perceptible desde hace meses. El rechazo a Nicolás Maduro va más allá del 90%. Y hay que insistir. Estos números incluyen chavistas.

Hasta el chavismo está de acuerdo en que Maduro no solo destruyó al país, sino que con él se llevó por delante la llamada revolución bolivariana.

Ahora lo que queda es remediar el daño.

Siguen apareciendo focos, fisuras en el PSUV y el Alto Mando Militar ante la línea oficial de ignorar la realidad.

La verdad es que esto no parece que se prolongara por mucho tiempo.

Hoy son más los dirigentes del chavismo que asumen la necesidad de sacar a Nicolás Maduro de Miraflores, por cualquier vía, para tratar de salvar lo queda de la revolución.

En mi opinión las fuerzas definitivas para romper este bloqueo institucional que ahoga al país vendrán del seno del propio chavismo, no de la oposición.

Como en Biología será el mismo cuerpo el que produzca los anticuerpos para tratar de combatir la enfermedad.

Será un proceso doloroso. Los chavistas nos metieron en esto y los propios chavistas parecen destinados por las leyes de la biología a liberarnos de esta tragedia.

Por cualquier vía.