lunes, 11 de julio de 2016

Demolido el muro militar en la frontera

Con el tiempo pudimos confirmar que efectivamente la decisión del gobierno en Agosto de 2015 de cerrar el paso por la frontera con Colombia fue eminentemente electoral.

La medida fue fabricada con el pretexto de detener el contrabando y asegurar el suministro de alimentos y medicinas a los habitantes de los estados fronterizos.

El propósito era más siniestro.

Consiste en establecer un control militar brutal de las ciudades de la frontera para tratar de influir en un resultado electoral que ya en Agosto de 2015 pintaba muy adverso para el régimen y sus candidatos.

Allí se hizo campaña electoral peor que en dictadura. Con reuniones semi secretas porque hasta el derecho a reunión lo suspendieron.

El tiempo y los patriotas cooperantes confirmaron que nunca hubo un plan para abastecer a la frontera.

Luego de pasadas las elecciones y ante el tamaño del fracaso electoral en la frontera al gobierno le tocaba que rectificar.

Pero rectificación es algo que a Maduro y su camarilla les cuesta. Cuestión de ego. O simple necedad.

El sentido común llevó a dirigentes del PSUV y hasta al gobernador del Táchira J.G. Vielma Mora a hacer lobby ante el gobierno para que rectificara y suspendiera una medida que ya no tenía sentido y que había sido inspirada en una profunda ignorancia y desconocimiento de la situación de la frontera.

A pesar de la evidencia el régimen se negó a rectificar durante buena parte del primer semestre de 2016.

Un buen dia el muro cayó.

Las mujeres de l frontera se vistieron de blanco y simplemente le pasaron por encima a los soldados que en elemental sentido de respeto a quienes podrían ser sus hermanas o sus madres no se atrevieron a reprimir la acción.

Una vez derribado el muro de contención militar en la frontera el régimen no tuvo otra opción que aprobar la apertura del paso hacia Colombia por 12 horas para permitir la compra de comida y medicinas.

¿Por que se abre el paso tan solo por 12 horas y no en forma permanente?

Porque el gobierno aún es persistente en su necedad y trata de disimular su fracaso.

Lo relevantes es que la acción pionera de las mujeres de la frontera logró derribar el muro. Cruzaron la frontera, no para hacer turismo, sino para tratar de conseguir lo que no se consigue en Venezuela.

Esta acción heroica, por decir lo menos, obligó al régimen a retroceder y rectificar aunque sea por 12 horas.

Ayer se calcula que mas de 40 mil personas cruzaron la frontera para llegar a Colombia.

Es un precedente muy importante en la lucha democrática contra la dictadura.

Hay que seguir empujando para derribar los otros muros que aún reprimen al resto del país.