jueves, 19 de mayo de 2016

Se desatan los cordones en las FANB

I.FACCIONES. Desde los episodios de Altamira y el Carmonazo Chávez inició un profundo proceso de limpieza ideológica en las FANB que aún no termina. La presión para que oficiales y tropa expresen públicamente su lealtad al régimen y al PSUV es pública y notoria. Muy pocos militares con posiciones institucionalistas quedan en las FANB. Las gran mayoría expresa públicamente sus filiaciones hacia algunas de las facciones políticas del chavismo: Maduristas, Diosdadistas, Centauros, etc. Cualquier conflicto que surja en el seno de las FANB será un conflicto entre facciones militares chavistas que luchan por controlar el poder, mantener sus privilegios y asegurar su ascenso.
II.NUDOS. Estas facciones se han conformado en poderosos nudos que gobiernan las FANB. Estos nudos actúan como una poderosa red de contención de conflictos internos por el control de los diferentes componentes. Existe una dinámica de tensión y distensión entre estas facciones que les permite coexistir a pesar de sus enfrentamientos. Pero las diferencias de intereses y liderazgo se mantienen intactas. Ahora pareciera que se vive un ciclo de fuerte tensión ante la grave crisis social y la inminencia de un cambio político. Algunas facciones comienzan a evaluar cuál será su papel en eso nuevo que viene. ¿Más poder? ?Menos poder? ¿Riesgo de pases de factura? Los jerarcas del chavismo están conscientes de esta dinámica y por eso se producen movimientos y solicitudes “inusuales” a los oficiales. Pruebas públicas de lealtad le llamarían algunos.
III.CABELLO. No se pueden ignorar los movimientos que públicamente viene haciendo Diosdado Cabello en la últimas semanas. A propósito de su programa de TV se ha hecho acompañar de soldados, oficiales y comandantes de tropa quienes con desenfado no dudan en “cuadrársele” y ofrecerle su saludo militar. En una semana Diosdado Cabello hizo contacto con más Comandantes de tropa que el General Padrino López en un mes. El tono de estos encuentros es “educar políticamente” a los oficiales sobre la crisis política. Los argumentos de Cabello para defender la sinrazón del régimen no son más sólidos frente a los oficiales. Pero, es sin duda una demostración de influencia y control político frente a sus pares en el PSUV y el gobierno. Con este careo no está asustando a nadie en la oposición, pero deben haber muchos incómodos en el propio régimen.
IV.CORDONES. Como si no le hubiese llegado el mismo libreto, el General Cliver Alcalá Cordones expresó públicamente sus críticas al gobierno. Este emblemático General del Chavismo ortodoxo es bien conocido por sus abusos y sus desaforadas manifestaciones de lealtad a Chávez. Alcalá Cordones ataca la médula del santuario oficialista: “La guerra económica es culpa de la corrupción en el gobierno. Es muy probable que Maduro pierda el Revocatorio. Perder el Revocatorio no es el fin del chavismo.” Tres grandes verdades con sabor a herejía en el seno del régimen. ¿Expresa Alcalá Cordones una opinión personal o la de una de las facciones de las FANB en pugna? ¿Sera acusado de traidor a la patria y defenestrado como ha ocurrido con otros? ¿Se atreverán?

V.DESATADOS. Hay quienes recomiendan cautela frente a las declaraciones de Alcalá Cordones. No sea cosa que se trate de un peine de alto calibre para identificar a quienes en las FANB no están con el régimen. Hay demasiado en juego y una maniobra de este tipo estaría totalmente justificada. Sin embargo, gente del entorno de este General asegura que está “asqueado” de tanta corrupción y que “no se la cala mas”. Por lo pronto sus declaraciones han causado más revuelo en los cuarteles que en la calle. De eso se habla, no de los chistes de Diosdado en TV. ¿Veremos delaciones masivas de oficiales inconformes con el régimen? ¿O acaso las declaraciones del General están desatando las amarras de esa caja negra en que se ha convertido las FANB? El tiempo dirá. No falta mucho. @humbertotweets